HISTORIA DE LA SEDA NATURAL Y APLICACIONES

La seda es una de las fibras más antiguas conocidas originaria de China, donde se mantuvo el secreto de la seda durante más de dos mil años, siendo el secreto mejor protegido de la historia. La historia de la seda es antigua y enigmática, ¿quieres conocer un poco más sobre este delicado tejido? Sigue leyendo.

Historia de la Seda Natural


La cría del gusano de seda se remonta al 3000 antes de Cristo y su descubrimiento tiene su origen en Xiling, la mujer del emperador chino Huang-Di. Hasta bien entrado el siglo XIII, la seda fue un producto únicamente de importación de Oriente y sólo aquellas personas verdaderamente ricas podían costearse esta tela de lujo. A Europa no llega hasta a Edad Media, instalándose dos focos importantes, uno en el Valle del Po italiano y otro al Sur de Francia, que fueron durante siglos grandes productores de seda.

El descubrimiento y uso masivo de la seda artificial, así como las supuestas epidemias que afectaron a los gusanos de seda en Francia, provocó el declive de estos centros productores europeos. Hoy en día, los grandes productores de seda son China, India, Japón, Rusia, Brasil, Corea y Tailandia.

La importancia de la seda se debe a la extraordinaria longitud de la fibra, a la elevada resistencia a la rotura tanto en húmedo como en seco, a su elasticidad, a su ligereza y a su tacto característicos. La seda natural genuina figura entre los materiales más apreciados en la industria textil, como lo fueron años atrás los damascos, brocados y terciopelos de seda: es un producto de lujo, compatible con el medio ambiente.

¿COMO SE FORMA UN TEJIDO DE SEDA?

La seda es una fibra natural que proviene del gusano de la morera, que en su metamorfosis produce un larguísimo filamento de seda hasta formar un capullo en el que se envuelve. Para la extracción de la seda se recogen los capullos antes de que la mariposa los rompa al salir, de forma que éstos queden intactos.

Las especies productoras son el bombyx mori, gusano criado exclusivamente para la seda, y el tussah o tasar una mariposa salvaje cuya seda es irregular y más difícil de desengomar (se cría en libertad en la llamada sericultura silvestre o forestal, comiendo hojas distintas de la de morera, y que agrupa a diferentes especies). Ámbos producen un hilo de seda para formar el capullo del que saldrán una vez convertidos en mariposas. Sin embargo, el criador no dejará que el gusano realice esta metamorfosis, sino que, antes de que ocurra, realizará el procesado de la fibra de seda. Se deja secar el capullo y aquí termina la actividad del agricultor y comienza la de la industria textil. 

 

El hilo de seda está compuesto por dos largos y brillantes filamentos de color blanco que están envueltos en una proteína llamada sericina o “gres”. El proceso de eliminación de la sericina se llama desengomado mediante el devanado de los capullos.  El devanado se realiza con varios capullos a la vez, en agua a 90 grados, de forma que los hilos se van torciendo e hilando simultáneamente para lograr un hilo consistente (la sericina permite que los hilos se fusionen). Cada hilo así formado se cruza con otros o bien ser retuerce sobre sí mismo. Finalmente, la seda ya hilada se cuece con agua y jabón, quedando blanca y brillante.

En este punto se realiza la etapa del tejido, para el que se utiliza un telar y dos conjuntos de hilos: uno a lo largo del telar, llamado urdimbre o pie, y otro transversal a éste, llamado trama. El proceso consiste en entrelazar los hilos de la trama con los de la urdimbre. La forma de realizar este proceso (número de hilos de la urdimbre y cómo se entrelazan) produce los distintos tipos de dibujos y texturas que constituyen los diferentes tipos de tejidos, y, por lo tanto, de seda.

Después de obtener el hilo, la siguiente fase sería la elaboración del tejido de seda en un telar, en el cual la urdimbre y la trama se van entrelazando para formar la tela. La forma en que los hilos de la trama se cruzan con los de la urdimbre da lugar a diferentes tipos de tejidos y texturas. A partir de aquí nace la historia del éxito de la seda como una de las telas naturales más noblesLa seda fue de aquí a la India, a Asia Central, a Persia, a Corea y a Japón.

 

 

 

 

Así es como se fabrica la seda:

 


moliveseda.com

 

GuardarGuardar